Advierten que pasajes en Europa aumentarán por escasez de aviones tras crisis de Boeing

Este verano los turistas se enfrentarán a un incremento en las tarifas aéreas, un fenómeno que el jefe de la aerolínea británica Ryanair, Michael O’Leary, describió como inevitable debido a la escasez de aviones, como consecuencia de la crisis en Boeing y los problemas de calidad de producción.

En declaraciones a la prensa británica, O’Leary advirtió que los precios de los pasajes de su compañía experimentarán un aumento de hasta el 10% en comparación con el verano anterior, como consecuencia directa de un retraso en las entregas de nuevos aviones por parte de Boeing.

Este incremento en las tarifas no solo afectará a Ryanair sino que, según las previsiones, otras aerolíneas europeas también se verán obligadas a lidiar con la incapacidad de satisfacer la demanda de viajes durante la temporada alta.

El problema radica en el retraso en la entrega de 57 nuevos aviones Boeing 737 Max 8200 a Ryanair, previstos originalmente para finales de marzo.

Según O’Leary, el déficit en el número de aviones disponibles es resultado de la intensa supervisión de la Administración Federal de Aviación (FAA) sobre Boeing tras un incidente el 5 de enero donde un Boeing 737 Max 9 operado por Alaska Airlines sufrió una explosión en el aire.

Este incidente contribuyó a una preocupación generalizada sobre el control de calidad de los nuevos aviones de la compañía, llevando a una desaceleración en la velocidad de producción.

A esto se suma el retiro de más de 1.000 motores Pratt & Whitney de aviones Airbus en julio de 2023 por razones de seguridad, lo que ha exacerbado la escasez de aviones.

O’Leary pronostica que aerolíneas como Wizz Air, Lufthansa y Air France, se verán forzadas a dejar en tierra más del 20% de sus flotas de A320 debido a este problema.

La previsión original de Ryanair era transportar 205 millones de pasajeros en el año hasta finales de marzo de 2025, pero esta cifra se ha ajustado a un objetivo más conservador de 200 millones, lo que refleja las restricciones de capacidad.

«Con menos aviones tal vez tengamos que reducir esos 205 millones a 200 millones de pasajeros», explicó O’Leary, añadiendo que «eso probablemente significa que incluso nuestro crecimiento este año se verá limitado en Europa».

Esta situación de escasez de aviones y el consecuente aumento de tarifas no se limita a Ryanair., tal como reconoció Lucy Coutts, directora de inversiones de JM Finn, quien señaló en el programa Today de la BBC que Boeing admitió que habrá 9.000 asientos menos disponibles este verano debido a los retrasos.

Fuente: Tèlam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *